Botelleros

Una vez te adentres en el mundo del vino seguramente desearás tener una selección de las etiquetas que más te gustan o las que quisieras probar en una ocasión especial, querrás armar tu propia bodega. Y por supuesto pretenderás que tus vinos guarden sus notas, matices y aromas originales al momento de abrirlos. Pues para ello existen los botelleros.

La guarda o conserva del vino es tan crucial como la calidad del mismo y no son pocos los aspectos a tener en cuenta al respecto. No solo es importante el mueble botellero que escojas, su capacidad y calidad de construcción, sino también y fundamentalmente la inclinación correcta de sus estanterías, el lugar donde lo ubiques, su temperatura, iluminación y humedad del ambiente.

A continuación nuestra selección de muebles botelleros, donde encontrarás y podrás comprar vinotecas de madera, muebles a los que podrás ir adicionando estantes para guardar botellas a medida que vayas ampliando tu colección de vinos, botelleros de metal o hierro, vinotecas de pared o estanterías de madera apilables y más, mucho más…

Condiciones de guarda: como conservar el vino en casa

  • Estanterías del botellero: deberían tener una inclinación tal que el vino toque al corcho de la botella durante su estancia en bodega y lo mantenga húmedo
  • Iluminación del lugar: al decidir la ubicación del mueble botellero deberíamos apuntar a recrear las condiciones de una bodega, evitando la luz del sol o tubos fluorescentes que alteren la composición química del vino. Si alguna vez te preguntaste el porqué del color de las botellas de vino, la respuesta viene por el lado de que el verde de la mayoría de las mismas neutraliza en parte los efectos de la luz
  • Temperatura ambiente: colocar nuestra vinoteca en algún lugar de la casa con temperaturas entre los 12 y 16 grados. Las grandes oscilaciones térmicas resultan muy dañinas para el vino
  • Humedad: no afecta directamente al líquido pero sí al corcho; evitar que se reseque o humedezca hará que nuestro tapón natural conserve mejor las características del vino. Un corcho reseco se contrae y permite que el aire ingrese a la botella oxidando el vino. Un corcho muy húmedo facilita la aparición de moho y hongos. Un 80% de humedad en el ambiente donde colocamos el botellero es aconsejable
  • Olores: evitar lugares invadidos por olores ya que la porosidad del corcho dejará filtrarlos al vino
  • Tiempo de conservación: como regla general los vinos jóvenes deberán abrirse en el año que se cosechan, los crianza dentro de los 5 años posteriores, y los reserva y gran reserva pueden guardarse hasta 15 años luego de la cosecha